El poder de un rayo

Los rayos se originan por la desigualdad de potencial de una nube cargada y la tierra, presentando un constante potencial igual a cero.

Entonces, cuando se transfiere la energía a través del aire, sus átomos se ionizan, generando luz. De igual manera, el calor hace que el aire se propague vertiginosamente, ocasionando el sonido típico de los rayos.

Mariangel Zapata

Profesora de Química titulada en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador en la ciudad de Maturín, Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *