Experimento: El billete mágico

En esta tercera entrega de laboratorio en casa, realizaremos un experimento titulado: El billete mágico. 

Estos son los materiales y sustancias que necesitaras para llevarlo a cabo:

  • 1 recipiente
  • Alcohol isopropílico (el que usamos para curar heridas, se consigue en farmacias)
  • 1 Pinza metálica
  • 1 Encendedor o fósforos
  • Sal de mesa (NaCl)

Billete animado

IMPORTANTE: Para poder llevar a cabo este experimento te recomiendo que estés bajo la supervisión de algún adulto.

Procedimiento.

  1. En un recipiente coloca abundante alcohol isopropílico y añade una pequeña cantidad de sal.
  2. Luego coloca el billete en el recipiente hasta que quede todo mojado y retíralo con la pinza metálica.
  3. Rápidamente toma el encendedor y prende una de las esquinas del billete.
  4. Recuerda alejar el billete lo más lejos posible de ti y de las personas que estén contigo.
  5. Observa detalladamente lo que sucede.

Observarás como el billete arde en fuego con una llama colorida y luego de varios segundos el billete se apaga y queda casi seco, pero lo más importante ¡NO SE QUEMA! pero, ¿por qué sucede esto?:

billete resistente
El billete no se quema

El alcohol que utilizamos en el experimento es el alcohol isopropílico el cual es 70% alcohol y 30% agua. El alcohol recubre la parte exterior del billete, entonces cuando lo encendemos, es el alcohol el que se evapora, esto es debido a que la temperatura a la que se evapora el alcohol es menor que la del agua, el cual protege al billete para que no se queme. Por tal razón se evapora primero el alcohol en vez del agua. Mientras el billete permanezca húmedo no se quemará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *