¿Sabías que existe un río de metal líquido escondido en el centro de la tierra?

Últimamente, se han hecho importantes descubrimientos sobre cómo funciona el interior de nuestro planeta. En diciembre del 2016, en la revista Nature Geoscience, se publicó un descubrimiento que nos ayuda a comprender que aún nos falta mucho por conocer de nuestro planeta. ¿De qué se trata? nada más y nada menos de un sorprendente río de metal líquido que corre a gran velocidad.

Imagen relacionada

 

Los investigadores lo describen como una “corriente en chorro” que fluye hacia el oeste, ubicado bajo Alaska y Siberia. Es un río de hierro líquido que está escondido en el núcleo externo de la Tierra, influye y altera el comportamiento del campo magnético de nuestro planeta.

Este río se mueve entre 40 y 50 kilómetros por año. Esto es tres veces más rápido que las velocidades típicas de líquido en el núcleo externo.

Todavía hay muchas preguntas sin resolver con respecto a este impresionante río ¿qué impulsa este chorro líquido de metal? ¿Qué función tiene? ¿Por qué es cada vez más rápido este chorro?

Los científicos afirman que el movimiento de hierro que hay en el núcleo interno origina este chorro que fluye en el núcleo externo.

Asimismo, ahora es un misterio cómo la velocidad del río de hierro líquido afecta la intensidad del campo magnético. Lo curioso es que la intensidad del campo magnético de la tierra está disminuyendo últimamente y la velocidad del río de metal está aumentando.


FUENTE: News Scientist

Mariangel Zapata

Hola bienvenidos a mi blog.  Mi nombre es Mariangel Zapata, tengo 32 años y soy profesora de Química titulada en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador en la ciudad de Maturín, Venezuela. Esta web es un proyecto que decidí emprender con la finalidad de fomentar el estudio de la química desde una perspectiva más sencilla, enfocada en la relación ciencia-cotidianidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.